Energía

En el primer semestre, Edesur ganó 62% más, pero bajaron ingresos

La suba de tarifas ayudó a la firma a compensar retrocesos en facturación por las menores ventas de energía que provocó la crisis económica.

De acurdo a los resultados operativos de Edesur respecto al primer semestre del año, en comparación con el mismo período de 2018, las ganancias aumentaron un 62%, sin embargo, los ingresos en el mismo período retrocedieron un 9%.

El incremento de tarifas autorizado por el Gobierno actuó como factor de compensación. La compañía declaró ganancias equivalentes a $8.587 millones, que reflejan un aumento de 62% contra los $5.301 millones del primer semestre de 2018. El balance fue ajustado por inflación para hacer homogénea la comparación. 

“El resultado del período está en línea con indicadores anteriores, parcialmente impactados por mayores costos financieros netos resultantes de tasas de interés más altas”, señaló Edesur en el informe elevado a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Este último aspecto también se reflejó en un fuerte incremento de 330% en la deuda neta de la compañía, que sumaba $2.897 millones en el primer semestre de este año, indicó el informe.

Respecto a los ingresos, Edesur informó que la disminución se debió “a una menor demanda de energía como resultado de un entorno macroeconómico adverso”.

Esto fue consecuencia a su vez de una caída de 13% en las ventas de energía durante el primer semestre de 2019 contra el mismo período del año pasado. En concreto, la energía demandada en el primer semestre de 2018 fue de 8.978 GWh y bajó hasta 7.809 GWh en los primeros seis meses del año en curso. “Fue resultado del escenario económico adverso”, explicó Edesur.

La compañía cuenta con 2,4 millones de clientes en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y parte del GBA. El Gobierno actual vino autorizando fuertes aumentos de tarifas en los últimos tres años, que ahora moderó frente a la coyuntura electoral.

Deja un comentario