Oil & Gas

El Gobierno oficializó el aumento de los combustibles

El incremento comienza a regir a partir de hoy es del 4%.

A 33 días del anuncio del Gobierno de congelar el precio de los combustibles en un plazo de 90, desde la Secretaría de Energía oficializaron, mediante la publicación en el Boletín Oficial, el incremento del 4%.

La medida que empezó a regir hoy, apunta a “amortiguar el impacto en los precios de las recientes variaciones del tipo de cambio y de precios del crudo”.

“Establecer que durante la vigencia del decreto 601 del 30 de agosto de 2019 los precios de naftas y gasoil en todas sus calidades, comercializados por las empresas refinadoras y/o los expendedores mayoristas y/o minoristas, que tengan como destino final el abastecimiento de combustibles por pico de surtidor en bocas de expendio podrán incrementarse en hasta 4% respecto de los precios vigentes al 9 de agosto de 2019”, señaló el texto oficial.

Además, el Gobierno dispuso que durante la vigencia del decreto 601/2019, las entregas de petróleo crudo efectuadas en el mercado local deberán ser facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras al día 9 de agosto de 2019, aplicando un tipo de cambio de referencia de 49,30 pesos, equivalente a un 5,58% de incremento sobre el valor de referencia vigente, y un precio de referencia BRENT de 59 dólares por barril.

Desde Energía justificaron esta decisión al considerar que “los recientes acontecimientos sucedidos en el mercado internacional de petróleo, conllevan a una situación imprevista y significativa de incremento de precios de referencia internacionales que podrían impactar en la producción y el desarrollo de los hidrocarburos en nuestro país”.

Con el aumento, las naftas premium cuestan, en Capital Federal y alrededores, $53 por litro; la súper, entre 45 y 46 pesos y el gasoil premium a casi $50.

El decreto de congelamiento del precio de los combustible tiene vigencia hasta el 13 de noviembre y, según estimaciones de mercado, los precios de las naftas habían quedado atrasados 40%, mientras que para el Gobierno estaban un 25% abajo de su valor de mercado.

Deja un comentario